22marzo

Trucos para ahorrar cuando cocinas con el horno

Aquí os contamos 8 trucos para ahorrar energía y administrar mejor el uso de tu horno:

1. Aprovecha para hornear varias comidas

Reúne todo lo que puedas para cocinarlo en una misma vez. ¡Es una buena forma de ahorrar energía al usar el horno! Solo te diríamos que no abuses para no saturarlo, por el resto, ¡adelante con sacar provecho de un uso!

2. Si necesita cocción larga, no lo precalientes

Normalmente precalentamos el horno. Pero si lo que vas a hornear necesita más de 40 minutos dentro, no hace falta que precalientes. Son unos minutos que derrochas energía.

3. No abras la puerta mientras esté encendido

Mientras horneas, evita abrir la puerta del horno cada segundo para comprobar cómo va el proceso. Con esto haces que se pierda el calor y el horno requiera más energía para mantener la temperatura.

4. Prepara los alimentos en pequeños trozos

Cuanto más pequeña la porción, menos tiempo requerirá para cocinarse. Por ejemplo, si vas a preparar una lubina al horno, filetéala.

5. Pon los alimentos en la altura correcta

  • La parte más alta del horno es la que concentra más temperatura, por ello pon los alimentos en la bandeja más alta si necesitas una cocción rápida o un gratinado. No desperdicies calor poniéndolos en la bandeja más baja.
  • En la parte inferior deben ir las cocciones más lentas, como los asados de carne.
  • Si vas a hornear pescado, recuerda que no necesita mucha cocción, se cocina antes que la carne. El espacio central es la bandeja ideal para el pescado.

6. Apágalo antes de terminar

El calor se mantiene por unos minutos después de darle al off al horno. Cuando veas que faltan menos de 10 minutos para terminar la cocción, apágalo y habrás aprovechado su calor residual.

7. Utiliza recipientes de vidrio o cerámica

Estos materiales requieren menos tiempo para llegar a la temperatura deseada y pueden reducir el tiempo de cocción.

8. Parece una tontería, pero comprueba que está en buenas condiciones

Los electrodomésticos se estropean con el tiempo, y su buen estado es fundamental para su eficacia. Si el ventilador de tu horno falla, si el termostato está averiado o la puerta no cierra correctamente, será imposible sacar el máximo rendimiento. A veces no es necesario cambiarlos, puedes reparar la pieza que falle únicamente.

Fuente: https://www.elmueble.com/

Publicado por ADEN  Fecha: 22 marzo, 2021 
  • Post Comments 0

    Pablo Villaverde | Estudio de Diseño