20diciembre

Guía de seguridad para tus compras online: cómo evitar estafas.

El primer consejo es uno de los más evidentes. En periodos de ofertas, algunos cibercriminales pueden montar páginas web fraudulentas con ofertas inexistentes de algunos productos. Su intención en estos casos sería que quisieras comprar allí e introdujeses tus datos personales o los de tu tarjeta de crédito, y así robarlos. O incluso que les pagues por un producto que jamás te va a llegar.

Por eso, es recomendables que solo compres en páginas web que conoces, y evites esas de las que no has oído hablar nunca. Si estás en duda, puedes hacer una búsqueda en Google con el nombre de esa tienda. Si es popular o fiable, debería haber bastantes resultados hablando sobre ella. Pero vamos, lo importante es no fiarte de las páginas que no conoces, sobre todo si tienen una oferta tan espectacular que deja en ridículo a los grandes comercios online.

HTTPS siempre

Otra norma de seguridad básicas es asegurarte de que las páginas que visitas empiecen por HTTPS. La S nos indica que la página cuenta con los protocolos de seguridad para cifrar tus datos de navegación. Además, verás que desde hace unos meses las páginas que no empiecen así sino con HTTP a secas se bloquearán por defecto en el navegador.

Puede que haya alguna tienda o web oficial que no se haya adaptado todavía a esta tecnología y que se bloquee. Aquí, si pasa eso ten en cuenta que la página será insegura aunque sea oficial, o sea que te recomendaría no comprar nada en ellas en la medida de lo posible.

Si una oferta es demasiado buena para ser verdad…

Como te hemos dicho al final del punto anterior, a veces algunas páginas fraudulentas pueden hacer ofertas tan buenas que parece mentira que sean reales… porque muchas veces no lo son. Aquí, hay estafadores que pueden intentar aprovecharse de nuestras ansias por encontrar gantas, y llevarnos a través de ellas a páginas poco fiables.

Por eso, tal y como te hemos dicho antes, cuando encuentres una oferta que parece increíble empieza a verla con escepticismo, sobre todo si es una oferta de una página desconocida. De nuevo, lo mejor es intentar informarte sobre estas páginas web y no dejarte llevar. Cuanto más llamativa sea la oferta más debes sospechar, y cuanto más decoración pueda tener la página para hacerte picar también.

Evita páginas que se hacen pasar por otras

Otro problema son las páginas que se hacen pasar por otras. Cuando eres tú quien entra manualmente a una página web, siempre sabes la página a la que vas, ya que has ido a la barra del navegador y has escrito su dirección URL. Sin embargo, si has entrado desde una URL acortada a través de alguna red social o aplicación de mensajería, siempre existe el riesgo de que te hayan llevado a una página que no es la real.

Hay cibercriminales que pueden replicar por completo una página, de manera que cuando entras en ella sea prácticamente idéntica a la tienda online por la que se hacen pasar. La manera más efectiva de salir de dudas es la de revisar el dominio de una página. Por ejemplo, no es lo mismo entrar en Xataka.com que en xataka.tevoyarrobar.com.

Si la dirección de la web a la que has entrado tiene diferentes palabras separadas por un punto debes tener cuidado, porque la primera palabra es la del subdominio, y la segunda la del dominio real. El dominio es la dirección de la web real a la que has entrado. Para que no sea complicado, si entras en xataka.red.com, estarás entrando realmente a una página perteneciente a red.com, pero si entras en red.xataka.com, estarás entrando a una web que pertenece a xataka.com.

Ten cuidado porque algunas páginas pueden intentar despistarte utilizando en su dirección un nombre de una web por la que se estén queriendo hacer pasar para engañarte y robar todos los datos que añadas en el proceso fraudulento de compra. Si entras en una página que te abre una ventana con mensajes, esto ya es para desconfiar.

Revisa bien la información del producto

Para evitar que te vendan productos falsos es importante que revises su descripción y su nombre, y que siempre mires las valoraciones con otros clientes. Especialmente es interesante mirar si algún otro comprador ha subido alguna foto del producto.

Otra cosa en la que debes fijarte es en los tiempos de envío o los costes de los gastos de envío. A veces, un producto puede tener una oferta increíble en un sitio fiable, pero puede hacer el truco de aumentar de forma excesiva los gastos de envío, o enviarlos de manera que te llegue en un mes o demasiado tarde.

Ante la duda, tienda oficial

Publicado por ADEN  Fecha: 20 diciembre, 2021 
  • Post Comments 0

    Pablo Villaverde | Estudio de Diseño