07marzo

Consumo de agua en la lavadora: el ahorro a tu alcance

La lavadora es uno de los electrodomésticos más utilizados y demandados en los hogares españoles. Fue uno de los inventos que nos ha facilitado una de las tareas del hogar, como es el lavado de la ropa. No todas las lavadoras cumplen las mismas premisas para los usos que vamos hacer de ella, ni todas nos van a permitir tener la misma capacidad de ahorro en energía y en el agua.

Todos sabemos que el agua es un bien escaso, por eso, planificar el consumo de agua en la lavadora y el gasto de este recurso es necesario no sólo para la familia, sino para el medio ambiente. Además, en la sociedad actual se han producido subidas en el precio del agua, un tema que nos afecta a todos y vemos reflejado en la factura. Así, si podemos dar una alegría a  nuestros bolsillos con un mayor ahorro y también, colaborar con el desarrollo sostenible, mejor que mejor.

Sugerencias para reducir el consumo de agua en la lavadora

Para disminuir el consumo de agua en la lavadora, puedes comprar una lavadora que gaste poco agua como las que te aconsejamos más abajo, o puedes  tener en cuenta estas prácticas:

Tamaño de la lavadora

El tamaño de la lavadora se mide por la capacidad de carga en kilogramos. Por eso, es aconsejable tener en cuenta los miembros que hay en  la familia o en el núcleo familiar. Es uno de los datos más importantes a tener en cuenta a la hora de la elección.

Nos todas las lavadoras se adaptan a tus necesidades: si la lavadora es demasiado grande, estarás desperdiciando agua. Las lavadoras con una carga de 7 kg de ropa que ofrece el mercado actual van a consumir entre 42 y 62 litros de agua, si la capacidad de carga es de 5 kg, el consumo de agua se reduce, varía entre 39 y 52 litros. 

Lavadoras con carga frontal

En cuanto a la forma de la lavadora, se recomienda utilizar una lavadora con carga frontal, son más eficientes. De este modo, puedes ahorrar entre 40 y 50 litros de agua más que una lavadora de carga superior, debido a que el tambor realiza movimientos de golpe y caída, circulando mejor el agua. Bien es cierto, que este tipo de lavadoras su precio es más elevado. Aquí la decisión la tiene que sopesar el cliente.

Etiquetas energéticas: conseguir un ahorro real en el consumo del agua

El dato que nos indica el consumo en cada modelo es el programa de bajo consumo también denominado “Eco”. Las etiquetas energéticas (obligatorias desde el 2110, de acuerdo a la Directiva Europea, 2010/30/UE) aportan esta información con la referencia denominada “consumo anual”, que se proporciona en litros / año. En el caso de las lavadoras, el cálculo de este “consumo anual” se hace multiplicando el agua que consume la lavadora, con una estimación de 220 lavados al año.

Elegir el jabón de lavadora

Es recomendable utilizar un jabón o detergente de calidad, a ser posible, ecológico, 100% biodegradable. Incluso puedes hacerlo tú mismo. En ocasiones no es fácil por el ritmo de vida que llevamos, así que si prefieres comprarlo fíjate que el detergente funcione a temperaturas bajas, porque así ahorras también en energía.

Programa de lavado

El programa de lavado es otro factor a valorar. Los litros de agua que se consumen, dependen de los ciclos de lavado. Utiliza cuando puedas un ciclo de lavado corto. Asegúrate que el modelo de lavadora tenga ciclos económicos que utilicen menos agua en el lavado. Te permitirá ahorrar en agua.

 

Fuente: lacasatecno.com

Publicado por ADEN  Fecha: 7 marzo, 2019 
  • Post Comments 0

    Pablo Villaverde | Estudio de Diseño