30septiembre

Consejos para que tu nevera gaste menos

La nevera es el electrodoméstico que más energía gasta (hasta el 19% del total de la factura de la luz) y del que de ningún modo podemos prescindir. Lo único que podemos hacer para reducir su consumo energético y, en consecuencia, reducir el gasto en electricidad, es conocer más sobre el frigorífico y sus trucos de ahorro.

Principales consejos para que tu nevera gaste menos:

  • Si estás por comprar tu frigorífico, lo más recomendable es que busques uno con una eficiencia energética A+, A++ o A+++. Esto se traduce en que, aunque en principio sean un pelín más caros, su funcionamiento es mucho mejor, hacen que su consumo eléctrico sea menor y el impacto medioambiental también se reduce considerablemente.
  • Regula adecuadamente la temperatura para no forzar a que se sobrecargue. Lo ideal es que el interior tenga unos 5 ºC y el congelador alrededor de -18 ºC. Son los estándares energéticos para que los alimentos se conserven en óptimas condiciones y la factura no se dispare.
  • Planifica la ubicación de la nevera. Procura no ponerla cerca de alguna fuente de calor tales como el horno, la vitro o un radiador, ya que gastará más energía intentando mantener la temperatura idónea en su interior. Además, conviene que haya cierto espacio en la parte trasera para permitir su correcta ventilación.
  • No metas cosas calientes a la nevera. Espera a que se enfríen a temperatura ambiente, de otra forma estarías obligando a que subiera la temperatura a marchas forzadas para mantener el interior a esos 5ºC de manera uniforme. Además, puede provocar condensación, lo cual se traduce en escarcha en el interior e incluso se pueden crear bacterias y malos olores.
  • Sí, ya sabemos que los antojos están a la orden de día, pero intenta no estar abriendo la nevera cada dos minutos, ¿por qué? Pues muy sencillo. De nuevo obligas a tu electrodoméstico a elevar su potencia para mantener los alimentos a una temperatura estable. Lo mismo sucede si la dejas mucho tiempo abierta. ¡Ah!, y revisa periódicamente las gomas para cerciorarte que las puertas cierren bien y no haya fugas de frío.
  • La higiene de tu frigorífico es básica para que funcione mejor y, por lo tanto, te permite ahorrar en consumo eléctrico. Hoy en día la mayoría son no frost, pero de no ser así, descongélalo frecuentemente, ya que el exceso de hielo actúa como aislante y no permite que los alimento se mantengan a la temperatura adecuada. A partir de 3 milímetros de escarcha, tu nevera consume hasta un 30% más de energía. Limpia la parte trasera para que pueda funcionar correctamente, quítale el polvo y ojo con el moho.
  • Si te vas de vacaciones, puede activar esta función que las neveras más modernas tienen, o mejor aún, déjalo limpio, vacío y desenchufado, especialmente si te vas a ausentar por un periodo de tiempo largo.
Fuente:https://www.elmueble.com/

Publicado por ADEN  Fecha: 30 septiembre, 2020 
  • Post Comments 0

    Drop us a line

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Pablo Villaverde | Estudio de Diseño